Tips para hablar en público

Ya sea en la escuela, trabajo, celebración familiar o con motivo de una conferencia (o seminario) tendremos que hablar en público, una actividad que es considerada como uno de los mayores temores que posee el ser humano, ¡en algunos casos supera el miedo a morir! Y es que los nervios y ansiedad que experimentan algunas personas pueden arruinar completamente una presentación. Afortunadamente existen varios métodos para superar esta situación; la confianza, la seguridad y claridad del discurso, así como en el uso apropiado de pausas o la retórica, son elementos a tomar en cuenta. Por lo tanto, si eres una de estas personas, te presentamos 12 tips para hablar en público de forma eficaz.

 

  • Organiza tus ideas

 

Por más improvisado que parezca, ningún discurso lo es. Es importante que tengas las ideas claras antes de expresarlas, por ello, documéntate sobre el tema que vas a exponer y realiza un esquema escrito o mental sobre las ideas que vas a expresar para ganar confianza.

 

  • Exprésate con sencillez

 

Usa un lenguaje sencillo, que sea comprensible para todos. Si no puedes expresar tu mensaje en un par de enunciados, entonces tu alocución no está bien definida.

 

  • Sé conciso

 

Tu discurso debe decir lo esencial con pocas palabras y de manera precisa. Evita que sea demasiado largo, ninguna presentación, conferencia o exposición, debe exceder los 30-45 minutos. ¡Ninguna!

 

  • Sé coherente

 

En tus discursos puedes utilizar anécdotas, experiencias personales o ejemplos cotidianos para despertar el interés de la audiencia, pero eso sí, sin desviarte del tema principal.

 

  • Usa el humor

 

El humor es una de las herramientas con mayor de persuasión, ya que despierta las emociones de los oyentes.

 

  • Algunos toques de retórica

 

La retórica puede ayudarte a enfatizar algunos puntos importantes de tu discurso, pero no abuses de ella.

 

  • Sé tú mismo

 

Si intentas ser distinto a cómo eres, es bastante probable que no convenzas a nadie. Si una anécdota no te parece graciosa, no esperes que la gente se ría con ella; si tu mensaje no despierta un verdadero interés en ti, tampoco lo despertará en los demás.

 

  • Las pausas son importantes

 

Hay personas que cuando están nerviosas tienden a hablar demasiado deprisa. Es importante expresar las ideas de manera corrida, sin pausas demasiado largas. Debes gestionar los tiempos y administrar las pausas para reforzar el interés del público. Una buena velocidad sería de 110 palabras por minuto.

 

  • Habla con claridad

 

La voz es la principal herramienta de un orador o conferencista. Debes hablar con claridad, sin prisa, vocalizando todo lo posible. Controla el volumen de tu voz (si es monótona o débil vas a poner a dormir a todos), no utilices siempre el mismo tono, cambia la velocidad de tu discurso cuando lo creas necesario y enfatiza sobre las partes más importantes, sin esforzar tu garganta más de lo necesario.

Para darle más fuerza y naturalidad a tu voz necesitas respiración correctamente. No inhales profunda y forzadamente, ni respires con mayor rapidez de lo normal. Lo ideal es que inhales de manera profunda utilizando el diafragma y controlando la salida del aire para que sea suave.

 

  • Cuida el lenguaje corporal

 

Tu cuerpo es una herramienta de comunicación igual de poderosa que tu voz.  Debes inspirar naturalidad (sin fingimientos o poses), confianza y seguridad.  Mirar a los ojos de las personas que se encuentran en primera fila, moverse por la sala de forma ligera y relajada y con gestos firmes, son cosas que hay que tomar en cuenta.  Por otro lado, es importante que tu vestimenta no distraiga el mensaje.

 

  • Confianza y seguridad

 

Es completamente normal que antes de iniciar o en los primeros minutos de la presentación te sientas nervioso o incómodo. Haz respiraciones profundas antes de empezar y mantén pensamientos positivos en tu mente. Ten en cuenta que en los primeros momentos de un discurso se establece el vínculo entre el público y el orador. Si empiezas tu comparecencia de forma insegura o dubitativa, ellos lo van a notar y como consecuencia el resto del discurso va a tener un impacto menor.

 

  • La práctica hace al maestro

 

Practica una y otra vez ante tu mejor amigo, pareja, padres, familiares, tu perro. Hazlo como si estuvieras frente al público así ganaras seguridad y confianza.

Siguiendo estos consejos, junto con una práctica constante, paciencia y confianza suficiente, lograrás comunicarte de forma eficaz y sencilla, frente a un público de 10, 100 o 1000 personas.

Fuentes consultadas

Pardo, M. (2013). 20 reglas para saber cómo hablar en público. GQ. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de http://www.revistagq.com/noticias/cultura/articulos/20-reglas-para-hablar-en-publico/17736

Pérez, V. (2017). La importancia de saber hablar en público según Warren Buffett. Hipertextual. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de https://hipertextual.com/2017/02/hablar-en-publico-warren-buffett

Vilaseca, B. (2008). Reportaje | El arte de hablar en público. EL PAÍS. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de https://elpais.com/diario/2008/03/16/negocio/1205678852_850215.html

Staff Entrepreneur. (s.f). 7 tips para hablar en público. Entrepreneur. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de https://www.entrepreneur.com/article/271587

Juana, R. (2009). Hablar en público: seguridad, claridad, retórica – MuyPymes. MuyPymes. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de https://www.muypymes.com/2009/10/30/hablar-en-publico-seguridad-claridad-retorica

Toscano, V. (2012). 5 Habilidades Para Hablar En Público Que Necesitas Dominar. Supera tu Miedo a Hablar en Público. Recuperado 7 de octubre de 2017, a partir de https://miedohablarenpublico.wordpress.com/2012/07/16/5-habilidades-para-hablar-en-publico-que-necesitas-dominar/